Según los analistas que se basan en el análisis técnico, el precio en el futuro tiene relación con el precio en el pasado, por eso, para saber el movimiento, se basan en los patrones que este ha provocado en el pasado y posiblemente vuelva a repetir en el futuro. Para analizar estos gráficos se usan resistencias, soportes, líneas de tendencia, patrones de continuación, patrones de cambio de tendencia, niveles de Fibonacci, ondas de Elliot, etc.

El análisis técnico se basa en tres premisas básicas, que se deben entender y aceptar, para que este enfoque tenga sentido. Estas premisas son:

  • El precio lo descuenta todo: Supone que todos los elementos que afectan al mercado, ya sean políticos, económicos, sociales, psicológicos, especulativos o de cualquier otra índole, están de hecho reflejados en el precio de la acción.
  • Los precios se mueven en tendencias: El concepto de tendencia es absolutamente esencial para el enfoque técnico. El objetivo principal del análisis técnico es identificar una tendencia en su etapa temprana, para establecer operaciones en la dirección de esa tendencia. The trend is your friend”
  • La historia se repite: Aunque parezca diferente cada vez que llega un evento en el mercado si lo analizamos bien ya ha sucedido algo igual o parecido en el pasado y podemos prepararnos para el movimiento que vendrá,  que no sabemos si será o no el correcto, pero nos da una probabilidad alta de estar en lo cierto. Los patrones siempre se repiten.