Volatilidad en los mercados americanos

Este mes hemos presenciado cómo el mercado americano se ha visto afectado por caídas poco normales y una alta volatilidad. Este comportamiento del mercado se debe a las siguientes causas:

En primer lugar la estrategia de subida de tipos que va a aplicar EEUU debido a la buena marcha de su economía. Todo esto comenzó cuando se llevó a cabo el relevo de la reserva federal y los mercados no sabían interpretar las intenciones del nuevo presidente. ¿Sería continuista con el trabajo realizado por sus predecesores? o por el contrario, ¿cambiaría el rumbo de la reserva federal?. Este hecho se tradujo en la caída del mercado vista en enero y principios de febrero. Después de ello, tras la confirmación de la subida de tipos, el mercado interpretó una política continuista, hasta que el nuevo presidente de la reserva federal (Powel) en su discurso dio a entender que dejaba la puerta abierta a una subida de tipos acelerada, dato que el mercado no esperaba.

Posteriormente, Donald Trump anunció una tasa arancelaria para el acero y el aluminio que perjudica a China, abriendo la puerta a una posible guerra comercial entre ambos países. China por su parte comunicó la fijación de impuestos a diversos productos que provenian de EEUU. De este modo, el mercado ha dado por hecho que comenzará una nueva guerra fría. Sin embargo, seguidamente, Trump ha anunciado que negociará con China para consensuar un acuerdo.

Esta tensión que se viene acumulando es debida a la pérdida de poder que está sufriendo EEUU y que China está aprovechando para ganar poder de influencia, como ya ha demostrado con los acuerdos firmados con la nueva ruta de la seda.

A todo lo anterior también hay que sumarle el fallo de seguridad en la privacidad de Facebook y que está siendo investigado por la Comisión Nacional de Comercio.

Ante lo anterior concluimos que no hay intención de guerra comercial entre EEUU y China, y que Powel realizará una política continuista y si es preciso ,acelerará la subida de tipos, dato que gusta al mercado. Debemos acostumbrarnos a la volatilidad, que va a provocar las subidas de tipos en EEUU y próximas subidas que deberán realizarse en Europa.